Inestabilidades del codo

Inestabilidad del codo


El codo es la segunda articulación del cuerpo que más se luxa después del hombro. El tratamiento inadecuado de una luxación aguda, microtraumatismos con sobrecarga de repetición o más frecuentemente una secuela de una cirugía previa, puede crear una inestabilidad crónica de codo.

Las dos presentaciones más habituales de inestabilidad crónica de codo son la inestabilidad posterolateral y la inestabilidad medial.

La inestabilidad posterolateral es la presentación más frecuente y consiste en la insuficiencia  del complejo ligamentoso lateral, más concretamente del ligamento colateral lateral cubital (LCLC). La sintomatología va desde inestabilidades groseras de codo a molestias inespecíficas como bloqueos o dolor en cara lateral de codo en actividades con el antebrazo en extensión y supinación. El tratamiento quirúrgico consiste en la reconstrucción del ligamento LCLC con plastias tendinosa.

La inestabilidad medial es mucho menos frecuente que la anterior en nuestro entorno y su etiología más habitual es por sobrecarga con con el codo valgo forzado típico de lanzadores de beisbol o de jabalina. Esta inestabilidad va a generar dolor en la cara medial del codo que se agrava con el valgo forzado así como sobrecarga del compartimento lateral del codo y en la región del olécranon y la fosa olecraniana. La indicación quirúrgica se recomienda cuando no se consigue mejoría después de 4 meses de tratamiento conservador y consiste en la ligamentoplastia de ligamento medial con una plastia tendinosa.

Expertos en traumatología y cirugía ortopédica

© Artroscop 2017. Todos los derechos reservados