10 preguntas claves sobre el ligamento cruzado anterior (Artículo 1/3)

junio 4, 2017 0
articulo-2.jpg

La experiencia en tratamiento de las lesiones del ligamento cruzado anterior en nuestro servicio comenzó hace mas de 30 años. Desde entonces, hemos ido incorporando los avances técnicos, siguiendo una coherencia de principios y respetando la biología para evitar seguir modas que el tiempo termina por olvidar.

Los primeros tratamientos de la rotura del ligamento cruzado anterior con el atroscopio se iniciaron a principios de los 80. Su tratamiento ha cambiado en las tres ultimas décadas para disminuir el riesgo de lesiones meniscales o cartilaginosas secundarias. El mejor conocimiento de la anatomía y la función  mecánica de este ligamento, la precisión y escasa morbilidad de las tecnicasartroscopicas actuales, asi como la rehabilitación acelerada y presion de los enfermos por mantener su calidad de vida sin limitaciones han impulsado de forma decisiva la cirugía del LCA.

Estas 10 respuestas pretenden reflejar las cuestiones mas solicitadas en el tratamiento de estas lesiones, si bien no se puede olvidar que cada enfermo requiere una solución a su medida.

Es un ligamento situado en el interior de la articulación de la rodilla ,de pequeño tamaño pero  de gran importancia funcional.Se denomina cruzado por adoptar dicha disposición en el espacio, en relación al denominado ligamento cruzado posterior (LCP), y a los ejes de la rodilla, tanto en el plano frontal como sagital o lateral. Ambos  ligamentos cruzados constituyen el pivote central de la rodilla y controlan  los desplazamientos de la tibia sobre el fémur, tanto en el sentido antero-posterior como rotacional.

El  ligamento cruzado anterior tiene funciones de :

  • Evitar el desplazamiento hacia delante de fémur sobre la tibia
  • Estabilizar la rodilla cuando se produce la rotación de la misma.

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una lesion frecuente en las actividad deportiva y recreacional. Las rodillas con un LCA deficiente están predispuestas a lesiones y a la aparición de signos degenerativos tempranos.

Prácticamente dos tercios de las lesiones del LCA tienen un origen deportivo afectando, por lo tanto, a una población joven y activa.

Las lesiones del LCA tienen una alta prevalencia, alrededor de 0.30/1000 habitantes y año,en la población general (MIYASAKA). Esta incidencia es notablemente más alta en los deportes de contacto y los que exigen girar sobre la rodilla, como ocurre en el fútbol, baloncesto o en el esquí. En España, en 2001, la Asociación Española de Artroscopia hizo un estudio, calculando 16.821 plastias de LCA anuales, lo que representaría una prevalencia de 4 casos por cada 1.000 habitantes al año. Una de cada 5 artroscopias realizadas en nuestro país tendría como objetivo la reconstrucción del LCA (AEA).

Las mujeres que practican actividades deportivas tienen, entre 2 y 8 veces, más roturas de LCA que los hombres que practican los mismos deportes. Entre las posibles causas se han señalado las diferencias en el ángulo Q, la morfología  de  la articulación de la rodilla, las dimensiones pélvicas, el entrenamiento y el estado hormonal durante el ciclo menstrual.

También se ha considerado la menor protección de los músculos sobre los ligamentos de la rodilla ( WOJTTYS), no hay que olvidar que las mujeres muestran una mayor laxitud articular de la rodilla en respuesta a las menores magnitudes de torsión que deben soportar en relación a los hombres (SCHMITZ).

Concluiremos este primer capítulo con que en la actualidad la lesión del ligamento cruzado anterior es frecuente, dado el incremento de la actividad física que se ha producido en la sociedad actual.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Expertos en traumatología y cirugía ortopédica

© Artroscop 2019. Todos los derechos reservados